viernes, 20 de mayo de 2011




Vale, de acuerdo, es un error. Ya sé que es un error, pero hay ciertas cosas en la vida que sabes que son un error; aunque en realidad no sabes que son un error. Porque la única forma de saber realmente que son un error es cometiendo el error y luego, mirar hacia atrás y diciendo: ¡sí, ha sido un error!.


Así que en realidad, el verdadero error sería no cometer el error, porque entonces te pasarías la vida entera sin saber si era un error o no.


Y, maldita sea, ¡quiero cometer este error!.