martes, 26 de julio de 2011



-Quería decirte que me marcho.

-Sí, eso había oido.

-Un día te despertarás y sabrás hasta que punto haber perdido algo que amas. No había mañana que no me despertase pensando en nosotros y no había noche en la que no me acostase pensando lo idiota que estaba siendo.

-Pues parece que eso no fue suficiente para hacerte volver.

-Después de todo lo vivido en Julio, en Agosto te lo pasaste bien en semana grande, a partir de ahí vigilé cada uno de tus movimientos. En octubre te vi entrenando. En Diciembre te fui a ver a algun partido como en Enero. En Marzo te vi chantajeandome y...hasta ahora. No te abandoné en ningun momento...

-Durante algunos días pensé en llamarte.

-¿Por qué no lo hiciste?

-Porque no fui yo quien se marchó.

-Sí, pero no te fuiste porque realmente nunca estuviste.