domingo, 20 de noviembre de 2011



Y la vida siguió, como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.