sábado, 29 de septiembre de 2012

 

Sabía que no iba a ser fácil, pero no esperaba que fuese tan difícil...

miércoles, 5 de septiembre de 2012



Nunca me había pasado. Nunca me había apetecido cojer a alguien tan fuerte para decirle todo lo que siento. Me gustaría decirte que en realidad, aunque ninguno lo supieramos, siempre eramos nosotros. La primera vez hace años que cruze tu mirada fugazmente con la mia y se encendió algo. Y yo te quería sin querer. Y tu me querías igual. Pero ninguno de los dos sabíamos hacerlo. No sabíamos querer a alguien y nos desviamos. Entonces pensé que esa historia había terminado ahí y sinceramente que nunca más ibas a aparecer en mi vida de esa manera. Pero hace un año que coincidimos. Y entonces empezamos a hablar. Tanto y tanto rato que estaba claro que no había química y no pensamos en dejarnos llevar. Y entonces no se que pasó. A día de hoy puedo decir que si tuviera que llorar de alegría por haberte encontrado me quedaría corta. Se que tienes tus estúpidos defectos, pero ¿acaso yo no tengo los mios? Y por primera vez siento que alguien está haciendo mucho por mí. Aunque nadie lo vea, yo me doy cuenta de que a veces soy tonta y pido cosas que ni
siquiera yo las haría. Y tu lo has hecho. Has cambiado. Y yo también he cambiado, aunque nadie lo sepa, aunque no lo demuestre. Y todavía me falta un empujón para decirte que quiero tus abrazos interminables y quiero parar el tiempo siempre que estoy contigo. Quiero que duermas a mi lado y que te despiertes viendo mi bonita cara por las mañanas y te rias. Quiero que cojas mi nariz y me digas que se ha perdido y me ponga a reir un cuarto de hora. Que cambiaste todo por completo. Quiero decirte que nunca he sentido esto por nadie. Y que si alguna vez quieres irte de mi lado te voy a dejar ir, porque no me aferro a ir detrás de nadie. Y eso te encanta. Por eso no te digo nada de esto por mucho que quisiera. Y te encantan mis impulsos de hacer el tonto y de reir. Mis gritos de loca y mis mil risas. Y mis ganas de vivir. Esas ganas que no son por ti, pero si contigo. Nunca se sabe lo que puede pasar en un futuro. Ahora es nuestro momento. Tu y yo. Y vamos a volar.
Julia