martes, 30 de julio de 2013



Yo funciono así. Solo puedo olvidarme de alguien con otro alguien. Puede sonar mal, pero es la verdad. Porque para mi alguien no es como un tio normal y corriente. Es alguien. Como si decimos él, aunque quede más cursi. Pero alguien es alguien realmente especial. De esos alguienes que con una mirada ya te han dado su mundo, con una sonrisa mi corazón y con una mentira e roban mi felicidad. A mí me ha pasado con un alguien. Y he conocido a más chicos que podrían ser alguien pero no lo han sido desde el principio. Y por fin llegó mi alguien segundo para hacerme olvidar. Pero nos separan los ideales, el lugar y las circustancias. Y no me sirve. Lo único que ha pasado es que ahora tengo dos alguienes en vez de uno para joderme aún más.